Videos NUEVOS de Economía: Suscríbase al canal de YouTube de AulaDeEconomia.com

Síganos en Facebook

>> Recursos gratis
Microeconomía
Macroeconomía
Microeconomía aplicada
Política económica
Mercados financieros 
Excel
Métodos de pronósticos
Estadística
Métodos cuantitativos
Forex
Evaluación de proyectos
Análisis financiero
Otros cursos gratis
>> Cursos virtuales
Análisis de indicadores económicos
Análisis de Estados Financieros
Auxiliar Contable
Comercio internacional
Estadística
Excel: Análisis de datos
Finanzas internacionales
Evaluación de Proyectos
Forex 
Gestión del Riesgo
Métodos de Pronósticos
>> Sobre nuestros cursos
Modelo de enseñanza

Más recursos

Buscar
Este sitio WWW FreeFind
Más información
- Forex
- Links (enlaces)
- Galería de gráficos
- Glosario
- Guía de estudio
- Biografías
- Ejercicios resueltos
- Mapa del sitio
- Presentaciones y videos

Convenio con

Universidad Francisco de Paula Santander

Convenio con Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas de Costa Rica

Convenio con Colegio de Economistas de Lima

Cámara de Comercio Exterior (CRECEX)

Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines

Cámara Costarricense de Hoteles

Cámara de Industria y Comercio Costa Rica - México

Más convenios

 

 

Introducción a la Gestión del Riesgo de Liquidez

Por Lic. Gabriel Leandro, MBA
2013

INTRODUCCIÓN

Todo empresa debe contar con la capacidad suficiente de hacer frente a sus obligaciones, es decir, los empresarios deben efectuar una planeación adecuada de sus entradas y salidas de efectivo, y contar con activos líquidos en cantidad suficiente para honrar sus deudas a corto plazo. Esto es válido para todo tipo de organización, sin embargo esta necesidad es aún mayor en el caso de un banco, pues una escasez de liquidez podría significar que los ahorrantes piensen que el banco está "en quiebra" y en forma masiva intenten retirar sus depósitos, haciendo insostenible la situación del banco.

En un banco la estructura del pasivo tiene una proporción de fondos propios menor que en la mayoría de las empresas. A su vez, este pasivo está conformado principalmente por depósitos líquidos, como las cuentas corrientes, mientras que los activos son, en su mayoría, préstamos con diferentes plazos de vencimiento. Así, es posible que un banco no pueda atender los pagos comprometidos, pues solo se mantiene como reserva una pequeña proporción de los depósitos. Esto es conocido como riesgo de liquidez, es decir, la "posibilidad de una pérdida económica debido a la escasez de fondos que impediría cumplir las obligaciones en los términos pactados" (SUGEF, 2013). Es un riesgo clave para la banca, tal como señala Bruce McLean Forrest, del UBS Group Treasury, "con el riesgo de mercado y riesgo de crédito, usted podría perder una fortuna. Con el riesgo de liquidez, podría perder el banco" (citado por Acharya y Schaefer, 2006). Un banco con una adecuada gestión de la liquidez puede obtener recursos suficientes rápidamente y a un costo razonable, especialmente ante fluctuaciones de su balance imprevistas.

En esta investigación se presentará primero el concepto de riesgo de liquidez, para luego exponer en forma breve las distintas fases del proceso de gestión de este riesgo, el cual sigue las mismas etapas del proceso de gestión de cualquier otro riesgo, pero empleando conceptos, técnicas e indicadores específicos de este tipo de riesgo, y finalmente, se mencionarán algunos principios básicos para realizar una adecuada gestión del riesgo de liquidez. Todo lo anterior en el contexto de la administración de un banco comercial.

Para lograr los fines anteriores se recurrirá a distintas fuentes de información, tales como algunos libros de texto, aunque existen pocos libros sobre el tema. También se emplearán diferentes páginas en internet, especialmente las relacionadas con organizaciones relacionadas con el tema, como el Banco Internacional de Pagos y la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), y autores especializados en la cuestión. En este sentido es de relevancia la normativa emitida por la SUGEF recién en agosto de 2013 con relación a la administración del riesgo de liquidez.

JUSTIFICACIÓN

En el contexto actual, tanto a nivel nacional como internacional, hablar de riesgo de liquidez es sumamente importante. La crisis global de 2008 fue esencialmente una crisis de liquidez, en la cual, solo en Estados Unidos, quebraron varias decenas de bancos, algunos de ellos eran bancos muy grandes y prestigiosos, como Merryl Lynch, Lehman Brothers y Wachovia. Ese contexto incierto causado por esa crisis no ha terminado aun, pues entorno macroeconómico actual presenta un clima de incertidumbre y alta volatilidad financiera.

Es importante decir que no es necesario que haya una crisis económica para que un banco tenga problemas de liquidez, pues tan solo un "rumor" podría generar las llamadas "corridas de liquidez", como ocurrió en el 2004, cuando entre el 10 y 11 de agosto de ese año los clientes del BAC San José retiraron alrededor de $9 millones por un falso rumor que se propagó de que el banco tenía problemas financieros (Delgado y Cordero, 2004). En la actualidad las redes sociales y la amplia penetración de la telefonía celular facilitaría aun más que se difundan rumores de esta naturaleza. La banca por internet facilitaría a los clientes efectuar los retiros, por lo que del simple rumor a un verdadero problema de liquidez podrían pasar solo algunas horas. En esa misma línea Madura (2001) señala que las crisis de liquidez son una de las principales causas de las quiebras bancarias.

Otro aspecto que es importante señalar, es que "el riesgo de liquidez había recibido menor atención que otros riesgos, tanto por parte de las entidades como de los reguladores. Así, hasta 2010 la normativa consistía fundamentalmente en una serie de principios cualitativos no vinculantes sobre la buena gestión de la liquidez" (Management Solutions, 2012). El Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (2010) destaca que la gestión adecuada de este riesgo es extraordinariamente importante, " porque la falta de liquidez de una sola institución puede repercutir en todo el sistema" (p. 1). Así, se han empezado a desarrollar nuevas normativas y estándares para la gestión del riesgo de liquidez, por lo que Basilea III hace gran énfasis en la gestión, medición y seguimiento del riesgo de liquidez (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2010).

En Costa Rica, la Superintendencia General de Entidades Financieras emitió en agosto de 2013 la normativa SUGEF 17-13, la cual está basada en el Acuerdo de Basilea III y reglamenta la gestión del riesgo de liquidez en el país. Este reglamento establece responsabilidades a las juntas directivas de los bancos y su alta dirección, y obliga a las entidades bancarias a crear políticas y procesos, mediciones y sistemas de manejo de crisis específicos para la gestión de liquidez.

A pesar de su gran importancia, en general el tema de la gestión del riesgo de la liquidez es relativamente novedoso y las normativas relacionadas son de muy reciente creación, por lo que es relevante dar a conocer esta temática principalmente a nivel de funcionarios bancarios, pero también de la población en general, a fin de promover la estabilidad del sistema financiero.

Concepto de riesgo de liquidez

De acuerdo con el Reglamento sobre Administración Integral de Riesgos (Acuerdo SUGEF 2-10), riesgo es "la posibilidad de pérdidas económicas debido a eventos adversos" (SUGEF, 2010). Esa misma norma expone que las entidades financieras pueden enfrentar diferentes tipos de riesgos, tales como el riesgo de crédito, el riesgo de precio, el riesgo de tasas de interés, el riesgo de tipo de cambio y el riesgo de liquidez, entre otros tipos de riesgos. Por su parte, el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea define la liquidez como «la capacidad de una entidad para financiar aumentos de su volumen de activos y para cumplir sus obligaciones de pago al vencimiento, sin incurrir en pérdidas inaceptables" (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2008), así que entonces el riesgo de liquidez consiste en la posibilidad de que se tenga una pérdida económica causada por no contar fondos suficientes, de manera que no se podría cumplir las obligaciones contraídas de acuerdo con los términos que se hayan pactado (SUGEF, 2010).

Las siguientes son algunas definiciones de riesgo de liquidez expuestas por distintos autores:

• "Se refiere a las pérdidas que puede sufrir una institución al requerir una mayor cantidad de recursos para financiar sus activos a un costo posiblemente inaceptable... El riesgo de liquidez se refiere también a la imposibilidad de transformar en efectivo un activo o portafolios" (De Lara, 2009, p. 16).
• "Es la variabilidad del resultado debida a la dificultad de la conversión de un activo líquido en un momento dado" (Díez de Castro, 2001, p.78).
• "Es la posibilidad de una pérdida económica debido a la escasez de fondos que impediría cumplir las obligaciones en los términos pactados. El riesgo de liquidez también puede asociarse a un instrumento financiero particular, y está asociado a la profundidad financiera del mercado en el que se negocia para demandar u ofrecer el instrumento sin afectación significativa de su valor" (SUGEF, 2013, p. 6).
• "Es el riesgo de que la entidad no sea capaz de hacer frente eficientemente a flujos de caja previstos e imprevistos, presentes y futuros, así como a aportaciones de garantías resultantes de sus obligaciones de pago, sin que se vea afectada su operativa diaria o su situación financiera" (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2008).

Es claro que el riesgo de liquidez surge de la función fundamental de los bancos de captar depósitos a corto plazo, por ejemplo, mediante cuentas de ahorro, cuentas corrientes, certificados de depósito a plazo y otros instrumentos de corto plazo, y conceder préstamos a largo plazo, por ejemplo, un préstamo para vivienda a 20 o 30 años. Los depositantes pueden exigir el pago de sus recursos en un plazo muy corto, incluso de un día para otro, mientras que la recuperación de los créditos no se puede exigir en plazos inferiores a los pactados con los clientes. La naturaleza incierta de los flujos de caja del banco obligan a estas instituciones a realizar una gestión muy efectiva de sus activos y pasivos.

Administración del riesgo de liquidez

De acuerdo con la norma SUGEF 2-10 (2010) la administración del riesgo es un proceso mediante el cual una entidad, tal como un banco, realiza las siguientes actividades: identificar, medir, evaluar, monitorear, controlar, mitigar y comunicar los diferentes tipos de riesgo a que se ve expuesta. En el caso específico del riesgo de liquidez, se referiría al proceso por medio del cual por medio del cual se identifica, mide, evalúa, monitorea, controla, mitiga y comunica el riesgo de liquidez (SUGEF, 2013). A continuación se efectuará una breve descripción de cada una de esas actividades.

Identificación del riesgo de liquidez

Los bancos deben identificar las causas del riesgo de liquidez considerando:

• Operaciones de balance: Se refiere a elementos de las cuentas relacionados directamente con el balance, como son los activos, los pasivos y el patrimonio neto. Con respecto a los pasivos debe determinar su grado volatilidad y los factores que influyen en esa volatilidad. Con relación a los activos debe establecerse el grado de liquidez de los mismos y su calidad a la hora de conservar su valor a lo hora de ser vendidos ante problemas de liquidez.

• Operaciones fuera de balance: Son operaciones que no implican movimiento de efectivo en forma inmediata, por lo que no quedan reflejadas en las cuentas del balance, pero si representan un riesgo, en el sentido de que son obligaciones contingentes, como el caso de los avales, garantías, operaciones a plazo, cesiones de activo con opción a recompra, disponibles por terceros, entre otros. Es necesario establecer la posibilidad de que este riesgo se materialice y, en ese caso, determinar la forma en que se incrementaría la exposición al riesgo de liquidez.

• Flujo de efectivo: Desprendido de los dos anteriores, la identificación del riesgo de liquidez requiere una comparación de los vencimientos de los flujos de fondos procedentes tanto de las operaciones activas y pasivas, como aquellas fuera de balance, para identificar la eventual existencia de desfases en el futuro.

• Fuentes de obtención de liquidez: Además de determinar la liquidez de los activos, es necesario identificar si se cuenta con fuentes de liquidez adicionales, tales como líneas de crédito de bancos internacionales, financiamiento por parte del banco central u otros recursos que estuvieran disponibles en caso de necesidades de efectivo. Por otro lado, es muy importante conocer el costo de las distintas fuentes de financiamiento.

• Interrelación del riesgo de liquidez con el resto de riesgos bancarios: El riesgo de liquidez podría estar relacionado con el riesgo de crédito, el riesgo de concentración, riesgo reputacional, el riesgo de fraude, riesgos de mercado y otros riesgos financieros y no financieros.

Medición y evaluación del riesgo de liquidez

La medición del riesgo de liquidez puede ser más simple o más compleja en función de que tan sofisticada sea la operación del banco, de la capacidad de obtener y procesar datos, y de los modelos empleados para este fin.

En principio, la medida de la liquidez consistiría en el grado de descalce entre los activos y pasivos a distintos plazos. Es implica agrupar los flujos de caja derivados de las posiciones activas, pasivas y fuera de balance de la entidad según sus vencimientos determinados períodos de tiempo. Esto es la determinación de los "gaps" o brechas entre los activos y pasivos de corto plazo, a distintos plazos, es decir, de un día, de una semana, de 15 días y de un mes, entre otros plazos. Consisten en el monitoreo periódico de la diferencia existente dichas cuentas para cada período.

Para efectuar el análisis anterior deben evaluarse aspectos como las necesidades históricas y proyectadas de recursos, la posición presente de liquidez, las fuentes de recursos, las opciones para reducir las necesidades de recursos o conseguir recursos adicionales, y la calidad actual y prevista de los activos líquidos de la entidad.

Existen medidas más complejas, basadas en modelos predictivos del comportamiento de los activos, pasivos y las operaciones fuera de balance, de modo que se pueda proyectar la evolución dinámica de las cuentas del balance del banco.

En general, los bancos deben contar con un conjunto de indicadores que le permitan una medición adecuada del riesgo de liquidez. La Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (2010) recomienda, para evaluar la liquidez operativa, la relación entre el volumen de activos líquidos disponibles entre las salidas previstas a 30 días, número de días en que podría operar la entidad si no pudiera renovar los pasivos que vencen, detalle activos líquidos, pasivos a corto plazo, gaps o brechas de corto plazo según vencimiento contractual residual, entre otros. Con relación a la liquidez estructural se puede emplear indicadores como niveles de concentración de pasivos por contraparte, mercado, canal, vencimiento y moneda, razón de financiamiento mayorista entre el activo total, dependencia interbancaria entre pasivos totales, líneas de crédito utilizadas entre líneas de crédito aprobadas, etc.

El Comité de de Supervisión Bancaria de Basilea (2008) ha propuesto dos indicadores puntuales. Para el análisis de la liquidez a corto plazo, el coeficiente de cobertura de liquidez. Este indicador busca determinar en qué medida los bancos tienen un fondo adecuado de activos líquidos disponibles de alta calidad que puedan convertirse en efectivo de modo fácil e inmediato para poder cubrir sus necesidades de liquidez en escenarios de problemas de liquidez de 30 días naturales. Además, se plantea el coeficiente de financiación estable neta, el cual se relaciona más con la liquidez estructural, en el sentido de que establece una cantidad aceptable mínima de financiación estable de acuerdo con en las cualidades de liquidez de los activos, tanto dentro como fuera de balance, y las actividades de la entidad en un plazo de un año.

Para efectos de la evaluación del riesgo de liquidez, los bancos deben establecer límites ajustados a su realidad y su perfil de riesgo, con la finalidad de controlar su exposición a este riesgo y su grado de vulnerabilidad ante cambios en los diferentes factores de riesgo (SUGEF, 2013).
También, los modelos empleados deben ser evaluados mediante la realización de pruebas retrospectivas (también llamadas back testing) realizadas y mejoradas frecuentemente, a fin de evaluar su grado de idoneidad.

Monitoreo, control y mitigación del riesgo de liquidez

Los gaps y demás indicadores de liquidez, además de los límites deben ser monitoreados periódicamente. Basilea III incluso va más allá de la mera revisión de indicadores, pues señala la necesidad de contar con "alertas tempranas" o "señales de alerta" (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2008). Estos indicadores de alerta temprana pueden cualitativos o cuantitativos, y también debe ser monitoreados frecuentemente.

Este monitoreo y control debe ser empleado en la administración diaria de la liquidez, considerando las diferentes líneas de negocios de la entidad y las empresas del grupo o conglomerado financiero a las que la institución pertenezca (SUGEF, 2013). Así mismo, deben mantenerse las funciones de control y cumplimiento de la auditoría interna.

Otro aspecto importante es el de la gestión del riesgo de liquidez en situaciones de crisis. El Basilea III hace gran énfasis en dos aspectos relevantes:

• Elaboración y ejecución de pruebas de tensión o pruebas de estrés: Según Pérez-Fructuoso (2008), las pruebas de estrés consisten en un "conjunto de técnicas aplicadas en instituciones financieras y de seguros cuyo objetivo es valorar su nivel potencial de vulnerabilidad económica y financiera cuando se producen determinados eventos excepcionales, pero factibles". En este sentido, los bancos deben diseñar y efectuar análisis de estrés sobre su riesgo de liquidez a corto, mediano y largo plazo. Estas pruebas y su frecuencia deben ser consistentes con su modelo de negocio, su exposición al riesgo de liquidez, las condiciones del mercado, la economía y su situación particular (SUGEF, 2013).
• Plan de contingencia: Para SUGEF (2013) el plan de contingencia de liquidez es un "conjunto de medidas técnicas, humanas y organizativas necesarias para garantizar la continuidad del negocio y sus operaciones, de manera que permita a la entidad hacer frente a situaciones de iliquidez propias, o surgidas de eventos imprevistos del mercado o situaciones de carácter económico, político y social, basado en criterios debidamente fundamentados y respaldados en un plan formalmente establecido que posibilite su implementación" (p. 17).

Comunicación del riesgo de liquidez

Las entidades financieras deben contar con sistemas de información y mecanismos de comunicación tanto a lo interno como a lo externo que sean adecuados. Estos sistemas deben adecuarse a las necesidades y responder a los requerimientos de información de la junta directiva y del comité de riesgos, los cuales deben contar con los datos relevantes en forma clara y oportuna. Es importante informar sobre la exposición al riesgo, la posición de liquidez, el proceso de gestión, sus mejoras y acciones correctivas implementadas, los resultados de las pruebas de estrés, entre otros.

Principios para la gestión del riesgo de liquidez

El Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (2010), Basilea III, recomienda una serie de principios para realizar una adecuada gestión del riesgo de liquidez en la banca, los cuales se resumen a continuación:

1. Establecimiento de un "robusto marco" de gestión del riesgo de liquidez, de manera que el banco pueda garantizar que mantiene suficiente liquidez para atender las condiciones normales y situaciones de crisis.
2. Determinar claramente un nivel de tolerancia al riesgo de liquidez acorde con la estrategia de negocio del banco.
3. La Alta Dirección del banco deberá desarrollar e implementar estrategias, políticas y prácticas conducentes a realizar una gestión del riesgo de liquidez adecuada al nivel de tolerancia al riesgo establecido y para garantizar que se mantiene liquidez suficiente.
4. Determinar los costos, beneficios y riesgos de liquidez en la formación de precios, medición de resultados y desarrollo de nuevos productos para las actividades de negocio relevantes del banco, tanto dentro como fuera de balance.
5. Contar con un proceso apropiado de identificación, medición, vigilancia y control del riesgo de liquidez. Este proceso debe permitir proyecciones de los flujos de caja posibles resultantes de los activos, pasivos y partidas fuera de balance, esto para diferentes plazos.
6. Vigilar y controlar activamente la exposición al riesgo de liquidez, además de las necesidades de financiación, tanto para cada entidad que conforme el grupo financiero (cuando pertenezca a alguno), como para cada línea de negocio y divisa en que opere.
7. Establecer una estrategia de financiamiento diversificada en cuanto a las fuentes y plazos de vencimiento de la financiación.
8. Gestionar activamente sus posiciones y riesgos de liquidez intradía, es decir, en el transcurso de cada día, con el objetivo de cumplir con sus obligaciones contraídas.
9. Gestionar activamente las distintas garantías constituidas, teniendo claro cuáles son los activos comprometidos y aquellos libres de cargas.
10. Efectuar pruebas de tensión o pruebas de estrés periódicamente, tales que abarquen distintos escenarios de estrés a corto y largo plazo, tanto a nivel de la entidad y para el conjunto del mercado.
11. Implementar plan de contingencias que contenga las estrategias a emplear ante situaciones de crisis de liquidez.
12. Crear y mantener un "colchón de activos líquidos de alta calidad y libres de cargas", que se constituyan como seguro ante situaciones de escasez de liquidez.
13. Difundir información a las partes interesadas de forma periódica, de modo que los ahorrantes e inversionistas, socios, etc. puedan estar informados sobre la idoneidad de su gestión del riesgo de liquidez y de su posición de liquidez, y que estos puedan tomar adecuadas decisiones.

CONCLUSIONES

1. La liquidez se refiere a la capacidad de una entidad de hacer frente a sus obligaciones a corto plazo. En el caso específico de la banca, es clave para su supervivencia, pues una escasez de liquidez llevaría a la pérdida del banco. Bajo el contexto actual es de suma importancia hablar de la gestión del riesgo de liquidez, pues el mundo experimentó hace poco una grave crisis financiera llevando a la quiebra a muchos bancos, incluso algunos muy grandes y prestigiosos. El riesgo de liquidez es un tema que había recibido poca atención, sino hasta hace pocos años cuando el Comité de Basilea y otras organizaciones han hecho mayor énfasis en la necesidad e importancia de su adecuada gestión. El riesgo de liquidez consiste en la posibilidad de que una entidad obtenga pérdidas económicas originadas en la escasez de fondos para cumplir con sus obligaciones en los términos pactados originalmente. También puede aplicarse al caso de un activo financiero, y consiste en la dificultad de convertir dicho activo en efectivo en un determinado momento.

2. El proceso de administración del riesgo de liquidez está formado por las actividades de identificar, medir, evaluar, monitorear, controlar, mitigar y comunicar dicho riesgo. Los bancos deben identificar el riesgo de liquidez en sus operaciones dentro y fuera de su balance, en el análisis de sus flujos de caja, de sus fuentes de fondos y en las interrelaciones con otros riesgos. La medición del riesgo de liquidez puede efectuarse a través del análisis de brechas, usando modelos predictivos, y distintos indicadores, entre otras alternativas. El monitoreo y control se efectúa a través del seguimiento continuo de los indicadores, el establecimientos de alertas tempranas y de límites. También es importante efectuar pruebas de tensión y contar con planes de contingencia. Finalmente se debe contar con adecuados sistemas de comunicación e información tanto hacia lo interno como hacia lo externo de la organización.

3. El Comité de Basilea ha establecido una serie de principios para que las instituciones bancarias efectúen su gestión del riesgo de liquidez. Estos principios se refieren a aspectos con el establecimiento de un marco de gestión, definición de la tolerancia al riesgo, contar con claras estrategias y políticas, identificar, medir y controlar la exposición al riesgo de liquidez por líneas de negocio, monedas y distintos plazos, contar con estrategias de financiamiento, planes de contingencia y un colchón de activos líquidos para hacer frente a situaciones críticas, a la vez que se difunda la información suficiente para las partes interesadas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

• Acharya y Schaefer (2006). Liquidity Risk and Correlation Risk: Implications for Risk Management. Recuperado el 3 de noviembre de 2013 de http://pages.stern.nyu.edu/~sternfin/vacharya/public_html/acharya_schaefer2.pdf
• Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (2010). Gestión y supervisión del riesgo de liquidez: identificación de las mejores prácticas y recomendaciones de supervisión. Recuperado el 30 de octubre de 2013 de http://www.asba-supervision.org/cms/dmdocuments/2011-12-23_11-Dic10-ASBA-Esp.pdf
• Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (2008). Principios para la adecuada gestión y supervisión del riesgo de liquidez. Recuperado el 3 de noviembre de 2013 de http://www.bis.org/publ/bcbs144_es.pdf
• Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (2010). Basilea III: Marco internacional para la medición, normalización y seguimiento del riesgo de liquidez. Recuperado el 3 de noviembre de 2013 de http://www.bis.org/publ/bcbs188_es.pdf
• De Lara (2009). Medición y control de riesgos financieros. Limusa, México.
• De Miguel (2013). Cinco años después del colapso de Lehman Brothers, la banca sigue entrañando riesgos. La Nación, 13 de setiembre de 2013. Recuperado el 3 de noviembre de 2013 de http://www.nacion.com/economia/finanzas/despues-Lehman-Brothers-entranando-riesgos_0_1365863507.html
• Delgado. Cordero (2004). Lecciones de un buen manejo. El Financiero. Lunes 13 de diciembre al domingo 19 de diciembre de 2004. Recuperado el 5 de noviembre de 2013 de http://wvw.elfinancierocr.com/ef_archivo/2004/diciembre/19/informe1.html
• Díez de Castro (2001). Dirección Financiera: Planificación, gestión y control. Pearson Education, España.
• Madura (2001). Mercados e instituciones financieras. Thomson Learning, México.
• Management Solutions (2012). Riesgo de liquidez: marco normativo e impacto en la gestión. Recuperado el 2 de noviembre de 2013 de http://www.managementsolutions.com/PDF/ESP/Riesgo-de-liquidez.pdf
• Pedreño Navarro (2007). Crisis de liquidez. Recuperado el 2 de noviembre de 2013 de http://empresa.euroresidentes.com/2007/09/crisis-de-liquidez.html
• Pérez-Fructuoso (2008). Desarrollo de pruebas de estrés en entidades aseguradoras bajo SOLVENCIA II. Recuperado el 3 de noviembre de 2013 de http://www.mapfre.com/fundacion/html/revistas/gerencia/n101/estud_01.html
• Shirreff (2008). ¿Cómo lidiar con el riesgo financiero? Cuatro Media, Buenos Aires.
• Superintendencia General de Entidades Financieras (2000). Acuerdo SUGEF 24-00. Reglamento para Juzgar la Situación Económica-Financiera de las Entidades Fiscalizadas.
• Superintendencia General de Entidades Financieras (2010). Acuerdo SUGEF 2-10. Reglamento sobre Administración Integral de Riesgos.
• Superintendencia General de Entidades Financieras (2013). Acuerdo SUGEF 17-13. Reglamento sobre la Administración del Riesgo de Liquidez.

AulaDeEconomia.com se especializa en e-learning o cursos virtuales en temas empresariales. Desde 2002 ofrecemos una amplia oferta de cursos de economía, contabilidad, finanzas, mercadeo, métodos de pronósticos, econometría, estadística, Excel, Minitab, gestión del riesgo, servicio al cliente, recursos humanos, gestión de la calidad, entre otros. Hemos brindado cursos de capacitación para organizaciones públicas y privadas, y poseemos múltiples convenios con colegios profesionales y cámaras empresariales en Costa Rica, además de haber brindado nuestros servicios a personas y empresas de Costa Rica, Perú, México, Uruguay, Argentina, Venezuela, Ecuador, Colombia, Chile, El Salvador, Honduras, Guatemala, entre otros países.

Clic aquí para obtener más información sobre nuestros servicios.

Más información sobre www.auladeeconomia.com escriba a info@auladeeconomia.com

[Inicio] [Cursos] [Artículos] [Servicios] [América Latina] [Links] [Sobre el sitio] [Contáctenos] [Forex] [Galería de gráficos] [Glosario] [Guía de estudio] [Biografías] [Mapa del sitio]